Reply to comment

Almas Bélicas. Francisco Javier Antonio Binetti. Argentina. 13/02/12

Almas Bélicas.

Todos sabemos que vivimos en un mundo hipócrita, poco moral, un mundo de mucha violencia en todos los aspectos, un mundo con poca solidaridad con los mas marginados, un mundo que nos conduce a la idiotez de nuevas generaciones, la T.V nos vende basura para que no podamos cultivar nuestra mente y pensar por nosotros mismos.

Luego de esta introducción, quería manifestar en éste escrito, el actuar de Gran Bretaña ante el conflicto con la república argentina, por la soberanía de las Islas Malvinas. Supuestamente somos una “sociedad avanzada” en todos los aspectos, pero a mi criterio, ese término es totalmente erróneo. Ya que vivimos en un mundo en el cual llevamos una vida muy acelerada, somos esclavos de una sociedad consumo, no nos respetamos entre los humanos, no hay respeto por el medio ambiente, que es fundamental para que podamos vivir, destrozamos todo lo que se ponga en nuestro camino para llegar a lograr algo que queremos. Lo único que podemos decir que avanzo fue la tecnología, que si bien es importante y podría llegar a ser muy útil, no sabemos aprovecharla y es contraproducente. Introduciéndome mas en el conflicto por las “Islas Malvinas” quiero manifestarme totalmente anonadado, por el accionar Británico ante un pedido totalmente diplomático por el gobierno Argentino. Mientras el país del sur intenta recuperar las Islas del Atlántico Sur, los del norte se encargan de militarizar la zona en disputa. Me pregunto, ¿a esto llamamos una sociedad avanzada? ¿A una sociedad regida por las armas? Supuestamente Gran Bretaña pertenece a un país primermundista, el cual se jacta de su sociedad culta, con clase y categoría. ¿Pero eso los convierte en unos de los países más poderosos del mundo? Yo creo que no. Una nación que en vez de llegar a una resolución del conflicto que trasciende las fronteras, de una manera pacifica mediante el dialogo o las relaciones diplomáticas y toma decisiones como la de enviar un submarino nuclear con capacidad para transportar armamento nuclear al Atlántico sur, un buque de guerra como el destructor MS Dauntless, aviones modernos de ultima generación como el Typhoon 2, misiles taurus, capaces de poner en riesgo gran parte de América del sur, y lo que es más inaudito aun es que el mismo heredero real William se encuentre en las Islas Malvinas, realizando supuestas practicas de búsqueda y rescate como supuestamente declaró el Secretario de Defensa Británico. En cambio el ganador al Premio Novel, Adolfo Pérez Esquivel, no se comió la galletita británica y en su carta dirigida al Premier Ingles, declaro: “Son más importantes los ejercicios de paz, que preparar al príncipe para matar”. Otro magistral fragmento de la carta redactada por el ganador al premio novel fue: “En referencia al viaje del Príncipe William a las Islas, Pérez Esquivel manifestó su preocupación de no querer encontrarse con la presidenta de la República Argentina, tal como debería entrenarse un futuro Rey, y “aprender el ejercicio del diálogo para comprender los valores sobre los que se basan el derecho y la justicia”. El canciller Argentino Timerman, ha denunciado ante las Naciones Unidas el actuar de Gran Bretaña, manifestando la militarización del Atlántico Sur. Esto pareciera ser una incitación para el Gobierno Argentino. Las noticias y las imágenes se acercan mas a un acto Bélico que a una solución diplomática entre las naciones involucradas. Es hora de que tomemos conciencia de que la violencia solo tiene como consecuencia mas violencia y no resuelve nada y no nos conduce a ningún lado y son actos que empobrecen nuestra mente, son aberraciones a la moral despreciando la vida y la muerte de la gente por intereses económicos, es un reflejo claro del colonialismo.

¡QUE CORRA LA VOZ MIS COLEGAS!

Francisco Javier Antonio Binetti. Argentina. 13/02/12

Reply

  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.

More information about formatting options

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.